Verdeando el Entorno

Hace algunos meses en esos típicos almacenes de jardinería tenían a la venta pequeños árboles nativos de nuestra zona(de no más de 40 cm.) y como suele ocurrir, estaban bastante secos y maltratados, por lo que los habían puesto en oferta, algo así como 1500 pesos los 6 árboles, (2 euros, para que se hagan una idea). Como era de esperar, no lo dude y entre tantos arboles muertos, habían varios que pensé se podrían salvar, así que me los llevé a casa, los puse en un buen sitio, con riego adecuado, al pasar varios meses, comenzaron a mostrar brotes , así que iban por buen camino.
Desde que los ví se me ocurrió que podrían ser perfectos para una ladera del monte que hace tiempo me venía rondando por la cabeza y al ser árboles nativos resisten perfectamente nuestro clima riguroso en invierno y no muy caluroso en verano.

Acá les muestro una imágen de los 6 arbolillos, no fue fácil recuperarlos, pero los resultados fueron bastante buenos.

Una vista del área escogida, le llega el sol sólo por la mañana, si se fijan, arriba hay un molle bastante grande schinus molle, que servirá para darle un poco de protección en el verano y el suelo esta cubierto con docas Carpobrotus aequilaterus, que se utilizan para evitar la erosión del suelo y que también ayuda a mantener la humedad, esto sumado a típicas malezas de esta zona.

Comienzo con la plantación la primera es una Palma chilena Juabaea chilensis, la palmera más austral del mundo, muy resistente, que en tiempos antiguos poblaba grandes zonas de este país y que ahora se encuentra casi exclusivamente en áreas protegidas, una vez más se nota la mano del hombre.Es pequeña, pero espero que pueda soportar bien.

Un Quillay, Quillaja saponaria, árbol que alcanza buen porte cuando es adulto.

Boldo, Peumus boldus, de hojas muy aromáticas es uno de los más resistente a la sequía veraniega, típica de este clima mediterráneo.

Acá van 3 Peumos Criptocarya alba, Como he dicho en otros artículos, lo más interesante es el contraste de sus pequeños frutos rojos con el verde intenso de sus hojas.


Los puntos rojos indican donde quedaron más o menos ubicados los ejemplares, parecerían muy juntos, pero es debido a la forma en que tomé la fotografía, cerca de ellos corre una pequeña vertiente, lo que es un punto a favor para dar mayor probabilidad de éxito, pero que no es indispensable, al ser árboles nativos que han crecido desde siempre por estas zonas.

Espero poder ver estos árboles crecer por muchos años... los costos fueron nada, sólo con pensar que estarán allí por muchísimo tiempo, probablemente más tiempo que el que estemos nosotros...poder pasar un buen momento en el monte, plantar y respirar todo ese aire es una buena paga.

Saludos
Pablo L.

1 comentarios:

jaime dijo...

Hola!!
Llegue a tu blog desde infojardin, tratando de encontrar información para que mis semillas de hortalizas puedan germinar bien.

Te felicito por tu gesto, espero que crezcan bien los arbolillos.

Yo estoy en Valpo, experimentando con huerto en macetas. Novato. Asi que recorrere tu blog para encontrar algo que me pueda servir.

Saludos