Un par de curiosidades....

Llevaba ya unas semanas sin escribir, y no es por falta de temas, sólo que los días parecen transcurrir más rápido de lo que logro darme cuenta...espero ir poniendome al día poco a poco...
En nuestros jardínes, siempre tenemos algo distinto, digo, tenemos las típicas plantas, flores, o árboles, pero siempre hay algo que nos diferencia de nuestros vecinos...Es en esto que ayer mientras me daba una vuelta por el patio, encontré dos cosas, que al menos por acá son relativamente raras y ambas con flores en la misma fecha.

El Copihue, Lapageria rosea, flor nacional desde el año 84, es muy común en los fríos y húmedos bosques del sur del país, en la zona donde me encuentro, también se encuentra silvestre, pero más hacia la cordillera.
En las construcciones más antiguas es relativamente común verlas enrredarse en las paredes protegidas del sol.
La planta que les mostraré la tengo hace varios años, tantos que ni recuerdo cuando la sembré, pero debe ser sobre 7 años, no tenía muchas esperanzas, por el tiempo que demoran en florecer y por que no le veía mucha pinta de progresar.
Pero se adelantó, contar con una de estas flores en el jardín, que no haya sido comprada de tamaño grande y floreciendo, es todo un logro y me hace pensar que todos estos años que la tuve, valieron la pena, una flor muy bonita, sin duda que no debería faltar en los jardines de este país, pero como ahora se valora la rapidez y otros aspectos de las plantas, se dejan un poco de lado la flora nativa.
Laplanta completa, no es gran cosa, con muchas guías y pequeñas hojas.




La otra planta que quería enseñarles es una orquídea, no tengo ni idea que variedad será, hace 3 años una persona,con quien comparto la afición por las plantas, me regaló unas especies de bulbos, los planté sin mucha "fé", les aparecian hojas y todo, pero en invierno siempre olvidaba entrarla y pr supuesto con las heladas se quemaba y parecía muerta, pero siempre brotaba, hasta que en el invierno pasado la protegí un poco y logró este año dar un par de flores, que estarán de acuerdo conmigo, son increíbles.

Para las fotos, la saqué del lugar donde estaba, pero e sun lugar que no tiene sol directo y está protegida del viento. ¿Se imaginan lo que es sólo darse una vuelta sin más, y toparse de pronto con un par de estas flores?...

Unas vistas desde arriba

Además de lo llamativo de la flor, el aroma que desprende, es increíble, muy suave y agradable inundando todo el jardín.

Una imágen de la planta,si se fijan, como planta en sí, no tiene mucho valor, pero con las flores, gana muchísimo.

Estas no son tierras de copihues, mucho menos de orquídeas, por el clima, principalmente, pero se dieron, florecieron y se encargaron de darle algo especial al jardín, no soy muy conocedor de estas especies, de momento, sólo voy a disfrutar de su floración. Siempre hay algo singular en el jardín, al menos, eso nos parece a nosotros.

Saludos
Pablo L.

2 comentarios:

Dorisalon dijo...

Bellísimas las dos flores que presentas. La primera no la conozco y no se si la encontraré por aquí, pero lo voy a intentar. Un saludo

Marisol Arancibia dijo...

Pablo primera vez que paso por tu blog esta hermoso.nuestra flor nacional es maravillosa. siempre he querido tener una. me encanta la naturaleza.yo colecciono cactus, pero igual me gustan las plantas.
yo soy de San Felipe. No estamos muy lejos.
saludos Marisol.