Sembrando Endémicos

Puesto que había escrito algo acerca de los árboles ornamentales que siembro, se me ocurrió escribir acerca de las siembras nativas que hice esta temporada. El sembrar estas especies cobra mayor relevancia que los ornamentales, tanto en lo personal, como la importancia que que tiene el seguir propagando los árboles con los que he crecido.
Tengo la suerte de vivir en una ciudad, que dado su clima y topografía permite el desarrollo de un bosque esclerófilo costero de calidad mixta, es decir, una gran diversidad de especies en estas áreas, sabido es que dado lo montañoso que es este país, en las "quebradas" o donde se juntan los montes podemos contar con una vegetación totalmente distinta a la que encontramos en altura.

Todas las especies que siembro tienen como finalidad ser transplantadas al monte, cuando cuenten con una altura que les permitan sobrevivir;

Maitén, Maytenus boaria
Es una especie muy adaptada a la sequía, de porte llorón, actualmente se están logrando avances relativos al integrarlos en los parques modernos. Las semillas se recolectan cuando están de color naranjo intenso, en otoño, mayormente, mayo.




Para la siembra es necesario dejar las semillas en remojo 2 días, acá una imágen a los 4 meses, desafortunadamente, no he podido transplantarlos a contenedores individuales.





Molle Chileno, Schinus latifolius
Es de aspecto extraño, aunque interesante la forma en que aparecen sus frutos atados a la madera más vieja.





Las semillas se recolectan en abril, suelen producir un gran número, cuando están de color morado, se dejan secar unos días hasta que sueltan su piel, luego a remojo en agua común por 1 día, el porcentaje de germinación es muy alto, sin necesidad de tratamientos previos.Acá con 7 meses.







Peumo , Cryptocarya alba



Comunmente crece el la parte baja del monte, donde la humedad es mayor, reconocible por el interesante aroma de sus hojas.





Sus frutos comestibles maduran en mayo, no siendo necesario algún tratamiento, sólo siembra directa, acá con 6 meses.







Un día en mis caminatas por el monte, recolecté unos frutos de Palma chilena, Jubaea chilensis, está muy amenazada, lamentablemente necesita cerca de 2 años para germinar, pero vale la pena por la importancia casi como un símbolo de esta región.





Otro que también es resistente a los meses secos de verano, es el Quillay, Quillaja saponaria, la recolección es igual a la mayoría de los nativos, en otoño, sólo hay que tener en cuenta que la cantidad de semillas viables, es mínima, por lo que es necesario hacer una gran recolección dependiendo de la cantidad que deseamos obtener.





Acá un detalle de sus flores.





Con seis meses, este es su tamaño, con mejores condiciones de sol crecen a una mayor velocidad, lo más interesante de esta especie es que se está recuperando por parte de los municipios, logrando unos buenos trabajos cuando practican arte topiario.





Pelú, Sophora macrocarpa
Es un arbusto de hojas compuestas, no muy interesantes, pero de floración abundante, dadas las condiciones, sería interesante un mayor cultivo.





Las semillas son muy duras, necesitan ser remojadas en agua, por varios días, y no germinarán hasta varios meses, el porcentaje, diría que es del 80. La imágen muestra dos especies de un mismo género, a modo de comparación, a la izquierda Sophora macrocarpa y a la derecha Sophora japónica, vemos la caracterísca en común que tiene este género.





Acá con sólo un par de meses.





Quebracho, Senna candolleana
Es la especie nativa de floración más abundante que conozco, de color amarillo, este arbusto crece principalmente en las laderas de exposición norte. Las semillas tambíen son muy duras, por lo que ayuda un remojo en agua caliente y luego a siembra directa.





Una particularidad de estos arbustos es la capacidad de "cerrar" sus hojas en las horas de mayor temperatura, para evitar la pérdido excesiva de agua, a través de sus estoma. Esta imágen la tome a eso de las 3 de la tarde y se observa lo que expliqué anteriormente.





A diferencia de lo que se puede pensar, soportan muy bien el transplante cuando son pequeños, a pesar de ser de hoja persistente, si se hace en las condiciones adecuadas de clima, no suelen haber pérdidas.
Con el cambio climático que estamos presenciando, sumado a la constante disminución pluviométrica que tenemos en nuestras ciudades, los árboles nativos cobran o deberían cobrar una mayor relevancia, principalmente por la adaptación que tienen a estas condiciones, supongo que algún día para favorecer el uso responsable del agua en el riego de los parques y jardines, llegaremos a utilizar mayormente especies endémicas, vale la pena salir por el monte, caminar, recolectar y sembrar.

Saludos
Pablo L.

7 comentarios:

Marisol Arancibia dijo...

Hola Pablo aquí recorriendo las hermosas fotos con todo lo que has logrado, acá ya se esta viendo los efectos de la sequía, cada año llueve menos y la gente lo único que hace es cortar los arboles, nos estamos destruyendo nosotros mismos, un abrazo.

Dorisalon dijo...

Interesantísimo como siempre. Como te lo agradecerá la naturaleza!!!Felicidades... Un abrazo

Candela dijo...

Cuantas cosas y variedad . Mi debilidad es cada vez que voy por alguna zona diferente a la mia ,voy buscando de lo que no tengo y lo llevo a casa para plantar o sembrar . Aquí en Canarias se ha introducido mucha variedad de vegetación de todo el mundo porque el clima lo permite y a veces me parece imposible ver tantos árboles diferente y se desarrollan con todo su esplendor.
Interesnte tu blog . Para mi cada árbol o cada semilla que siembre me parece que es un regalo que me hago para mi y también al planeta. Saludossss desde Canarias

Pablo L. dijo...

Muchas gracias por sus visitas y comentarios.

Livio Correa dijo...

Hola Pablo, muy bueno tu blog, yo estoy comenzando a recolectar, sembrar, hacer esquejes etc. soy de la ciudad de Laja, pero viví 4 años en Viña, cerro esperanza.
Espero mostrar mas adelante mi humilde trabajo, con paciencia y dedicación.
Un abrazo desde la octava y décima región, ya que trabajo en la Isla Chulín, cerca de Chaiten.
Slds.

Letius dijo...

Hola Pablo, un aporte:
Hace un tiempo recolecte cocos de palmera chilena, los Pelé y los dejé en una bolsa de basura, con acerrín húmedo y con un paño para que conserve mejor la humedad. Los dejé por unos tres a cuatro meses detrás del refrigerador y germinaron casi un 50%. Luego hay que mantenerlos con mucha humedad y muy poca luz.

woodywald dijo...

Hola Pablo, no se si verás este blog pues la primera entrada es del 2011. quiero hacerte preguntas acerca del quebracho. A qué temperatura el agua caliente y por cuanto tiempo? Gracias.