Arbolando la ciudad...

La mayoría de las veces me preguntan; que si no me aburro de sembrar árboles, la respuesta es sencilla, si hay algo que me gusta hacer es sembrarlos y regalarlos, es lo que he hecho, es lo que hago y es lo que haré...especies nativas y ornamentales, que ayudan a recuperar y proteger en algo lo que poco a poco, como seres humanos, hemos ido destruyendo en unos cuantos años lo que demoró cientos en formarse... Esta vez es en una ciudad un poco lejos de la mía, pero con las mismas ganas de siempre me voy con los arbolillos...
Son cerca de 50 árboles, la mayoría molles o pimenteros, schinus molle y unos Jacaranda, Jacaranada mimosifolia;...es un lugar un tanto seco por estos días, por lo que los pimenteros se darán de muy buena manera, sumado al riego que le darán los vecinos, estoy seguro que sobrevivirán en su mayoría.


Agujereamos el suelo y regamos;


Agregamos un poco de tierra mejorada


Y plantamos, estos pimenteros los sembré hace unos 3 años y ya estaban muy apretados, por lo que les viene bien un cambio.






 También plantamos los jacarandas.



Los vecinos tambien plantaron docas de hoja pequeña para contener y evitar la erosión que se provoca en la ladera del terreno.



Una Araucaria, Araucaria araucana, es de la siembra del año anterior, y a pesar que su crecimiento es lento, vale la pena, todos los que hemos plantado alguna vez, sabemos lo que se siente crecer junto con ellos, verles por todas sus etapas y saber que estos árboles los disfrutarán generaciones posteriores, tal como nosotros disfrutamos de los arboles que plantaron personas hace muchos años.



Unas vistas generales...ya se siente algo de verde.



Al final de la jornada, queda la satisfacción de haber ayudado, pero más aún me llama la atención el excelente nivel de organización en la comunidad de vecinos, es como volver a la escencia de lo que significa vivir en una comunidad, la participación y la protección de los espacios comunes, digno ejemplo a ser imitado. Todo lo que ya no es está en mi ciudad, se encuentran en los nuevos barrios que se van formando, esto es entender a la perfección el tema de recuperar los espacios para nosotros y dejarnos de ser indiviadualistas, como reconozco, lamentablemente, seguimos siendo muchos...

Un saludo
Pablo L.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso!!!

Cassandra Salazar dijo...

Eres increible Pablo, adoro tu espiritu y tus ganas siempre de querer entregarle a los demas un trocito de vida para alegrar este mundo y de paso, dejar una huella que durara muchisimos años!
Admiración total por ti! motivación para seguir haciendo lo que hago. Compartí tu blog en mi facebook, donde estoy rodeada de gente con ganas de darle una manito a la naturaleza en un ambiente tan hostil como la ciudad y el planeta completo. Espero que muchos se atrevan a contactarte y hacer un buen equipo de trabajo para reforestacion. Besitos.
Cassy

Pablo L. dijo...

Gracias por tus palabras, pero es sólo una pequeña ayuda que le doy a la naturaleza... :) y esa es la idea, creo que es la única forma de dejar algo en la tierra, es plantar árboles... en este caso es un condominio de viviendas sociales, que claro, les hacen los deptos. pero no se preocupan mucho de las áreas verdes... y que gusto, que hagas cosas similares, mientras más seamos los que recolectemos y plantemos..mucho mejor para todos :)

un abrazo.
Pablo Lemus Sandoval.